¡Fíjate! que aún así, todavía me 
entretengo acariciándote el pelo... 
con ese gris,  triste, atardecido, 
pero tan bonito.

¡Fíjate!, que te miro 
y aún me apasionan tus
labios.  Ayer deseados y hoy... 
pringados de puré.

Es curioso que a veces cuando
te paseo en la silla aún veo en
tus ojos esa  luz, … esa que arrasaba
los crepúsculos, que disipaba
la niebla entre nosotros.

¡Fíjate!… que no me importa que
no me hables, que no sepas
porqué estoy contigo… que
me mires de usted.

¡Fíjate! que todavía me emociona
el tacto de tu piel…Y ese cuerpo 
deshojado por el tiempo… 
Ese,  que miro con disimulo,
mientras te aseo en el baño.

Es curioso, como te amo y te sufro
a cada instante... pero me canso,
me cuesta vivir esta existencia,
contigo pero sin tí…

Quizás tras las nubes
te encuentre otra vez...
quizás envuelva algunos
recuerdos entre tus pastillas
de colores… 
¡Fíjate!, quizás, hasta pongo
unas letras, por si viene alguien
y ya no estamos.
Anuncios