Agua y sal… para las heridas de esperanza…
¡Bonne chance!
pero es que el mar es eso… 
no pregunta no respeta
… el mar…

Surcamos la noche apuñalando la negrura, 
sueños,  oración, manos apretadas,
besadas las cruces, rotas las pieles, 
aterradas las almas...  
encogidos los héroes.

Surcamos la noche con el rostro sumiso.
Lágrimas y miedo...miedo…
que se abraza al valor, 
que murmura maldiciones, 
que habla con Dios

… el mar...

que nos sacude,  
que nos envuelve...
nos hace pequeños, 
nos escupe a la cara…

Se perdona el ayer,
Se prometen los mañanas...
se habla con Dios.

La noche clarea al fragor de la espuma,
arrecian gritos, se asolan horizontes, 
se escuchan adioses, 
ruge el viento... 
se escapa el aliento.

Agua y sal, para el dolor de esperanza...

Agua y sal.
Anuncios