Te pienso de lejos.

Así no extiendo las manos,
no cierro los ojos...
no me falta el aliento.

Te pienso de lejos.

Para comprender el impacto,
para tener un presupuesto,
para calcular una caricia.

Te pienso de lejos.

Para no anegar mi
pensamiento... para
encontrarte en las palabras.

Te pienso de lejos.

Para sentir... para
aprender a mirarte,
para ver la niebla
escurrir por tus pestañas.

Te pienso de lejos.

para fondear las orillas de tu falda...
para escribirte un bolero...
para soñarte en un beso.




gracias a alguien que pensó de lejos.
Anuncios